-

Entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX se institucionalizó un campo artístico nacional que tuvo su epicentro en los primeros museos públicos constituidos a partir de colecciones incipientes. Estos nuevos acervos promovieron una escena didáctica: se trataba de un repertorio de objetos que era necesario conservar y dar a conocer como tesoros, reliquias atentamente resguardadas en un nuevo templo secular, el museo.

Aquellos acervos tuvieron la misión de generar ciudadanía al escenificar una representación comunitaria vinculada a la instrucción de los valores nacionales. Esto fue posible porque el espacio representacional de la exposición debe su efectividad a su capacidad de mostrar y contar. Claro que la organización de estas colecciones instauraba relaciones de saber y poder: el museo actuaba, y aún lo hace, como un artefacto didáctico que privilegiaba la construcción de una identidad cultural homogénea no exenta de afirmaciones elitistas, patriarcales o racistas. 

Hoy, en un horizonte tensionado por la crisis y la distopía, las representaciones comunitarias mutan de un modo cada vez más acelerado. ¿Cómo podemos abrir los museos y sus colecciones a la contingencia de este escenario? ¿De qué modo disponer de sus acervos para darlos al libre uso comunitario que les restituya utilidad en este contexto? ¿Qué estrategias nos ayudarán a hacer inteligible estas colecciones en tiempos de cambio cultural? En definitiva, ¿cómo lograr que las colecciones escuchen las transformaciones que depara la época?

Este programa público pensado para las redes sociales del Palacio Nacional de las Artes - Palais de Glace pone a disposición de artistas y activistas una pieza del acervo de la institución para que por medio de relatos, imágenes o movimientos puedan trasmitirles a estas obras un panorama del horizonte actual basado en sus experiencias. El objetivo es invertir la dirección de cómo habitualmente se ha pensado la relación entre colección y comunidad para encontrar en ella un ámbito de intercambio y discusión sobre nuestro tiempo.


Lugar: instagram.com/palaisdeglacear 

Fechas y participantes: 27/08 Nia Huaytalla - Haluami, 10/09 Marlene Wayar, 24/09 Marcelo Pombo, 08/10 Agustina Muñoz, 22/10 Diego Bianchi.


Sobre lxs participantes:

Nia Huaytalla - Haluami

Huaytalla usa como plataforma las redes sociales para militar a favor de una toma de conciencia sobre el racismo estructural que modela nuestra conductas y sensibilidades. A partir de palabras, trazos e imágenes interpelará la xilografía La casa y la madre del grabador Enrique Dohme producida en 1965. En un escenario marcado por la racialización de amplios sectores de nuestra sociedad: ¿cómo argumentar frente a una obra la necesidad de actuar contra el sostenimiento de estos privilegios naturalizados?


Marlene Wayar

Wayar parte de su lugar como activista travesti-trans para, por medio de su sensiblidad artística, cuestionar los modos de imaginar la niñez y su lugar en los discursos sobre el género y la sexualidad. En este caso su intervención partirá de la escultura Cabeza de nene producida por el célebre escultor Pedro Zonza Briano entre los años 1908 y 1912. ¿Con cuáles herramientas transmitir experiencias de una infancia trans a una pieza artística para introducirla en los cuidados relacionados con una niñez diversa?


Marcelo Pombo

Desde los inicios de su carrera, Pombo ha dirigido su mirada a prácticas artísticas populares o marginalizadas. Más recientemente se ha interrogado por el modo en el que es posible releer la historia del arte a partir de obras alejadas de los cánones tradicionales. En el marco de este programa dialogará con el grabado Abstracción N.º 4 que la artista Ana María Moncalvo realizó en 1961. ¿Cómo introducir a una obra en estos nuevos marcos de lectura más allá de los movimientos hegemónicos en la historia del arte?


Agustina Muñoz

Desde su lugar entre la escritura, el teatro y la performance, Muñoz explora en sus proyectos la relación entre lo íntimo y lo colectivo así como el intercambio entre el presente y el pasado. Aquí interrogará la pieza cerámica Conjunto de huecos y planos de tres cabezas producida por Susana Romano en 1970. ¿Por medio de qué relatos narrar a una pieza de la colección un episodio en el que diversas temporalidades confluyen hasta conspirar contra el tiempo cronológico?


Diego Bianchi

En sus producciones, Bianchi interroga a distintos objetos sobre el vínculo que mantenemos con ellos. Se trata de una reflexión sobre las cosas que consumimos, las maneras en las que pensamos nuestros cuerpos a partir de ellos, y los diversos horizontes temporales que convocan estos materiales. Desde esta perspectiva trabajará con una cerámica de Leo Tavella, Figura en la mesa, de 1976. ¿De qué modo mostrarle a una obra las relaciones que sostenemos con nuestro entorno y cómo estos espacios actúan sobre los cuerpos? 

Cuándo

A partir del 27 Ago. 2020
Hasta el 22 Oct. 2020

Dónde

instagram.com/palaisdeglacear